20090225-obra-de-toma-en-la-presa-del-rey-1-c

Obra de toma en la Presa del Rey (M. Lara, 2009)

El 6 de noviembre de 1790 D. Eugenio Izquierdo, –Director del Gabinete de Historia Natural y Consejero de Guerra–, llega a Galicia para analizar las posibilidades de los ríos de la región para su aprovechamiento hidráulico en el accionamiento de maquinaria industrial para la elaboración de planchas de cobre. Elige la margen izquierda del río Jubia (Xuvia), ya en las cercanías de su desembocadura en el estuario de la ría de Ferrol.

Todavía impresiona la obra hidráulica realizada entre 1791 y 1794 en la llamada “Presa del Rey” para llevar el agua del río Jubia a las instalaciones de los Reales Establecimientos de Jubia. Esta presa, con siete metros de anchura en su base, cuenta con treinta y tres metros de longitud en coronación y nueve metros de altura sobre el cauce. En su estribo izquierdo se dispone la obra de toma, con los aliviaderos, las inclusas y la casa de compuertas en la que se regula la entrada de agua al canal. En el estribo derecho unos canales servían como aliviaderos generales de la obra.

20090228-aliviaderos-en-la-toma-2-c

La Presa del Rey y los aliviaderos de la obra de toma a fábrica (M. Lara, 2009)

El canal, con algo más de novecientos metros de longitud, llevaba el agua hasta el bocal o depósito desde el que se alimentaban por los laterales de cada obrador las seis ruedas de las tres laminerías construidas. En este patio de laminación y tras los obradores, se situaba la carbonera y, a ambos lados de la misma, los dos edificios de fundición. Los socaces o caños de desagüe se configuraron como canales subterráneos ejecutados en sillería abovedada y atravesaban bajo el patio para devolver las aguas al río. Además, adosado al bocal por el lado del río se dispuso otra rueda hidráulica para accionar un mazo.

inclusas-en-la-presa-del-rey-c

Las inclusas de la obra de toma vistas desde el arranque del canal (Dibujo de D. Justino Fernández Negral)

El patio de obradores acogía los distintos talleres y dependencias: carpintería, fraguas de clavos y tornillos, salas de batido, cerrajería y forjas en el pabellón oriental; tesorería, contaduría, oficinas y capilla en el occidental.

La tercera unidad de la fábrica constituía el conjunto residencial: la casa del director y, a ambos lados de la misma, los pabellones de los empleados principales, administrador, tesorero, jefe de máquinas…Los jardines centrales y un pequeño embarcadero situado en un estanque con unas esclusas que comunicaban con el río completaban el conjunto.

plano-de-la-fabrica-de-planchas-de-cobre-de-juvia-c

Plano de la fábrica de planchas de cobre de Juvia

Entre 1791 y 1798 los técnicos ingleses supervisan la instalación de las máquinas y la construcción y puesta en marcha de los hornos, y en 1803 se inicia la fabricación de planchas de cobre, clavos y pernios para la Marina. El proceso fabril se suspende en Jubia en 1805 por la reducción de la flota española tras la batalla de Trafalgar, trasladándose a los Reales Arsenales de Ferrol la elaboración de planchas de cobre para los barcos.

En 1809 se transforma la fábrica de cobrería para producir fusiles y bayonetas, así como cajas y llaves para las armas de fuego; esta actividad dura tan sólo unos meses.

Hacia 1811 las Cortes de Cádiz deciden aprovechar los Reales Establecimientos de Jubia para la fabricación de moneda de cobre. Entre 1816 y 1827, junto con la acuñación de moneda, se retoma la actividad de fabricación de cobrería. La actividad de acuñación se suspende en 1827 y se recupera en 1833, manteniéndose hasta 1866 como única actividad de estas instalaciones. Entre 1866 y 1868, además de acuñar moneda, se vuelven a suministrar productos de cobre a los arsenales de Ferrol.

reales-establecimientos-de-jubia-c

Reales Establecimientos de Jubia (Dibujo de D. Justino Fernández Negral)

En 1868 se suspende definitivamente la actividad como Fábrica Real, languideciendo sin objeto hasta que en 1873 sale a pública subasta, pasa a propiedad privada y resurge como centro textil.

Fue su primer propietario D. Francisco Alburquerque, marqués de San Eduardo, quien en 1874 vende las instalaciones a D. Francisco Barcón y Quevedo; éste, junto con otros empresarios, inicia la reestructuración de la fábrica para dedicarla al hilado de algodón (Sociedad Textil Barcón y Cía.). Dos turbinas hidráulicas mueven telares y husos, y una caldera de vapor trabaja para el secado del hilo. En 1893, con 170 CV hidráulicos instalados, se accionan 140 telares mecánicos y la fábrica textil de Barcón es la más importante de Galicia.

En 1928 la empresa es adquirida por la sociedad “Galicia Industrial, S.A.”, al frente de la que está D. Dionisio Tejero, y mantiene su actividad en la fabricación de hilados y tejidos de algodón. En esta época, tras las oportunas modificaciones en los sistemas de accionamiento hidráulico directo que movían los telares y la adaptación de una turbina hidráulica para el arrastre de un alternador eléctrico, las instalaciones funcionan mediante la electricidad producida con las aguas del río Xuvia.

En 1956 cambia la razón social a “Galicia Textil, S.A.”, denominación bajo la que sigue en la actualidad suministrando tejidos de algodón.

Bibliografía:

Bello Platas, A.I., 2006, A ceca de Xuvia. A derradeira fábrica de moeda de Galicia, Edicións Embora, Ferrol. ISBN 84-95460-55-6.

Bello Platas, A.I., 2007, A fabricación de fusís na ría de Ferrol, Edicións Embora, Ferrol. ISBN 84-95460-73-8.

Carmona Badía, J., 1990, El atraso industrial de Galicia. Auge y liquidación de las manufacturas textiles (1750-1900), Ariel, Barcelona. ISBN 84-344-6566-3.

Fernández Negral, J., 1991, Segundo centenario dos Reais Establecementos de Xuvia. De fábrica de cobrería a centro textil, 1791-1991, Cuadernos Ateneo Ferrolán, Ano 9, núm. 7, 1991. D.L. C-1.482-1991.

2 Respostas a “”

  1. antonio brun de quevedo di:

    muy interesante el articulo.
    Como metalurgico del cobre , desearia conocer donde encontrar la bibliografia que citan.
    saludos a b d q

  2. admin di:

    Muy agradecidos por su interés en nuestro trabajo.
    La bibliografía que se indica, al menos la más reciente, podrán suministrársela desde la
    Central Librera
    c/ Dolores, 2
    15402 Ferrol
    En el teléfono de la librería (981 352 719) puede usted preguntar por don Miguel Justo, indicándole que ha sido Manuel Lara, de Buxa, quien le facilitó el contacto.
    Un saludo, y gracias de nuevo por su interés.
    Manuel Lara