12 Frente del edificio

El edificio tras su recuperación y restauración (Cortesía de Luisa Lorenzo)

Fue construida hacia 1792 por don Nicolás de Santamarina en la margen derecha del río Sar, en la parroquia de San Martín de Laraño, lugar de Vidán, a unos dos kilómetros y medio de Santiago de Compostela.

Al igual que otras que por efecto de la crisis colonial cambiaron de actividad, la papelera de Laraño se convirtió en batán para el enfurtido de tejidos –posiblemente su época de mayor esplendor-, transformándose más tarde de nuevo para dedicarse al aserrío de piedra y de madera.

En la primera mitad del siglo XX fue fábrica de hielo y cerveza, pasando después la propiedad a la empresa “Papelera de Brandía”, que abandonó sus viejas instalaciones del río de San Xusto, en Lousame, Noia, para instalar en este lugar de la ribera del Sar una moderna fábrica de papel.

La incuria y el abandono fueron arruinando la vieja fábrica de Laraño, hasta que, tras la adquisición de las propiedades, la arquitecta doña María Luisa García Gil acometió la recuperación y restauración de las instalaciones y su reconversión en industria hostelera. El magnífico resultado alcanzado puede verse en la cuidada página del establecimiento: http://www.aquintadaauga.com

En el apartado “Documentos” puede consultarse más información referente a este espléndido referente del patrimonio industrial de Galicia.