20090930 Castro 020

Fábrica de papel de O Castro (M. Lara, 2009)

La fábrica de papel de O Castro aprovechaba las aguas del río de Sóñora, también llamado de Os Batáns, de O Castro, o de Vilacoba, localizándose en su margen izquierda, a unos trescientos metros al noroeste del lugar de Castro, en la parroquia de San Juan de Lousame, provincia de A Coruña.

Se inició su construcción hacia 1810 y se registra en noviembre de ese mismo año un embargo por sus promotores ante la justicia de la villa de Noia (A Coruña) de la saca de piedra que del mismo monte de O Castro pretendía don Peregrino Riva con la disculpa de necesitar ampliar su fábrica de papel en el cercano lugar de Brandia, pero con la clara finalidad de dificultar la llegada al mercado de una nueva competidora.

Un incendio destruyó la fábrica a principios de 1857, pero fue restaurada y nuevamente puesta en marcha, y figura en “El Indicador” de 1864 como propiedad de Domingo Fontán. En los anuarios “Bailly-Bailliere” de 1879 a 1888 aparece como propietario Manuel Fontán Riva, y de 1900 a 1912 figura a nombre de su hermano Rosendo, hijos ambos de D. Domingo. La fábrica ya no aparece citada en las Estadísticas de 1934.

La fábrica también es conocida como “A fábrica de Fontán”, por haber sido el ilustre matemático y geógrafo Domingo Fontán Rodríguez uno de sus fundadores, seguramente el más importante, como parece corroborar una filigrana de 1841 en la que se lee “Castro de Noya – Fontán y Cía” que reproduce el historiador Gonzalo Gayoso en su magnífico trabajo.

Las ruinas de esta hermosa construcción parecen pedir una intervención que devuelva a sus instalaciones algún tipo de utilidad para recreo de la ciudadanía.

La Fundación Domingo Fontán (www.fundaciondomingofontan.es) ha tenido la gentileza de enviarnos una serie de imágenes de sus fondos documentales que incorporaremos con nuestro agradecimiento a la correspondiente ficha del inventario del patrimonio industrial de Galicia.

Unha Respo a “”

  1. LES INFORMO QUE EN LA FABRICA DEL CASTRO NUNCA HUBU INCEDIOS.
    CORDIAL SALUDO.